Lugares de interés de la provincia de Ciudad Real

La provincia de Ciudad Real ha sido cuna de innumerables asentamientos líticos, del bronce, iberos, romanos y musulmán.

Se ha demostrado que existió una actividad volcánica manifiesta, especialmente en la actual provincia de Ciudad Real. El yacimiento de las Higueruelas, descubierto en 1935, resulta de gran interés para el conocimiento de la geología y la paleontología de la zona de Calatrava. Las investigaciones permiten situar el yacimiento en el borde de una antigua laguna, ubicada en una depresión de origen volcánico. En él se han hallado y recuperado restos de animales prehistóricos, como el Anancus arvernensis, una especie de mamut considerado como un antepasado de los elefantes actuales.

La Prehistoria también ha sido una parte importante en la provincia con pinturas rupestres descubiertas en distintos puntos de la provincia como en Herencia, Arroba de los Montes, Puertollano, Solana del Pino, Almadén, Chillóny Fuencaliente (con varios puntos como Peña Escrita y la Batanera).

El Bronce Manchego (mal conocido como Cultura de las Motillas) hace referencia a una civilización sedentaria, que basaba su sustento en la ganadería y la agricultura y se desarrolló en La Mancha (en gran parte de la Provincia de Ciudad Real, prácticamente toda la Provincia de Albacete y algunos enclaves de Toledo y Cuenca) durante el Neolítico y la Edad del Bronce (aproximadamente entre el 2200 y el 1500 a. C.). Se le considera uno de los substratos indígenas que dio origen a la Cultura Ibera. Esta cultura se caracterizó, principalmente, por la construcción de asentamientos fuertemente fortificados, formados por viviendas apretadas en cinturones de murallas concéntricas que formaban varios niveles escalonados, dando una apariencia de cerro artificial (Tell) al asentamiento y facilitando su defensa frente a las invasiones y el control efectivo del territorio circundante.

Estelas funerarias de la edad Bronce, como las de Aldea del Rey y Alamillo.

Muchos son los restos de enterramiento ibéricos descubiertos a lo largo de la provincia, como el descubrimiento reciente de la ciudad Ibérica del Cerro de las Cabezas en Valdepeñas.

Los romanos también dejaron huella en estas tierras. Restos arquitectónicos como calzadas y puentes, la ciudad de Sisapo, Jamila, donde se han localizado mosaicos, inscripciones y monedas.

Durante el periodo visigótico la Mancha carece de grandes ciudades, pero aunque predominan los pequeños núcleos rurales todavía se dan grandes necrópolis de las que podemos ver en el museo piezas cerámicas procedentes de Puertollano, Porzuna y Villamayor de Calatrava, y adornos de cobre de Alhambra y Fontanarejo.

La Edad Media se caracteriza por la presencia de musulmanes y los cristianos, en plena disputa, que necesitan de la garantía de sus fortalezas, además los musulmanes mejoran la agricultura, introduciendo el regadío.

Localización