Noticias y artículos de Ciudad Real



Buscador

Nueva búsqueda

  Búsqueda avanzada  


Más allá de la llanura, es el título del nuevo libro de Pedro Antonio González Moreno


Pedro Antonio González Moreno"Más allá de la llanura" es el título del nuevo libro de Pedro Antonio González Moreno. Lo componen un conjunto de relatos en los que nos va descubriendo una Mancha particular surcada por cauces y sendas imaginariamente recorridas. Realidad y sueño conjugados para cuajar estas páginas, en donde la verdad histórica o geográfica no siempre prevalecen sobre la literaria, mas poco importa.

Estructurado en dos partes bien diferenciadas: «Utopía» y «Relieves de una geografía sentimental», Pedro Antonio nos va aportando la subjetiva visión del que se sabe atrapado, a la vez que no renuncia a expresar los claroscuros encontrados en el viaje.

Fijar la identidad es lo primero para situarse en esta tierra de contrastes. Llanura, lagunas, montes…, se hacen presentes, una identidad casi imposible cuando está compuesta de múltiples registros. No bastan las ruinas, ni los ecos, ni siquiera los pobladores.

Tras esta justificación y reconocimiento de nombres, historia y lugares, es en la segunda parte donde el autor se enfrenta a ese itinerario que se singulariza en paradas concretas, siempre recreadas. Descubrimos La Mancha que imaginó Cervantes y lo que en otros tiempos fueron los Ojos del Guadiana y su entorno, privilegiando Las Tablas de Daimiel. Y la narración se convierte en denuncia cuando alude al mal uso del agua que las ha desecado. Persisten los cauces, aunque vacíos, que marcan el camino y ayudan a evocar pueblos, plazas, parajes… Territorio de paso, surcado por sendas, veredas, cañadas, carreteras y vías de trenes que fueron lentos y ahora presumen de modernidad.

Campo de Montiel, tierra olvidada y a trasmano, a pesar de las visitadas Lagunas de Ruidera y otros entornos históricos que parece se quedaron enclavados en siglos del pasado. Villanueva de los Infantes, Torre de Juan Abad, Villamanrique…, son algunas de las referencias. El Jabalón siempre presente.

Más al sur y al poniente, el Valle de Alcudia, sus caminos, alquerías, ventas y ganados trashumantes, ya escasos, reminiscencia de otros tiempos en los que La Mesta marcaba las políticas nacionales. Y el mercurio, ahora proscrito, que alimentaba codicias. Y siempre un río: Tirteafuera, Tablillas y Guadiana... Cabañeros más al norte, hacia los Montes de Toledo, salpicados de pequeños pueblos rodeados de naturaleza casi virgen. Río Bullaque, Estena…

Vuelve la historia, Alarcos, lo que pudo ser y no llegó, o se malogró prematuramente a favor de otros sueños. Mandan los tiempos: Pozuelo Seco de Don Gil, Villa Real, convertida en Ciudad más por agradecimiento que por méritos, que pertenecieron a otros: los Calatravos. También aquí lugares con distinto nombre: Carrión, Pozuelo, Calzada…, y un mismo apellido; junto a ellos el que fuera capital de todos: Almagro.

Nostalgias y actualización de un recuerdo. Un pasado que fue, un presente en potencia y un futuro aún no escrito. Todo bajo un mismo título y sueño, un viaje, una vida, en donde el autor nos emplaza para seguir caminando. 

Fuente de la noticia: latribunadeciudadreal.net
Informa: Esteban Rodríguez Ruiz
Foto: latribunadeciudadreal.net



Print this Page