Noticias y artículos de Ciudad Real



Buscador

Nueva búsqueda

  Búsqueda avanzada  


La viuda de García Donaire, en el L Aniversario del Resucitado


El paso del Resucitado, durante la Semana Santa de 2009.La viuda del escultor Joaquín García Donaire, Gianna Prodan, participará el próximo 18 de marzo en el homenaje que la Asociación de Cofradías de Semana Santa celebrará por el L Aniversario de la realización y primera salida del misterio del Resucitado.

El acto, que tendrá lugar en el salón de Unicaja a las ocho de la tarde, se enmarcará dentro de las VII Jornadas Cofrades y comenzará con la entrega de una medalla conmemorativa de la efeméride a las diferentes hermandades e instituciones que a lo largo de estos 50 años han contribuido al mantenimiento de la procesión con la que se cierra la Semana Santa ciudadrealeña.

Así, se reconocerá la labor del Cabildo Catedral, ya que la procesión sale del primer templo de la ciudad; el Museo Diocesano, donde se encuentra todo el año el misterio; el Ayuntamiento, la Junta de Comunidades y las entidades Caja Rural y CCM, que colaboraron hace unos años en la restauración del conjunto escultórico.

Posteriormente, Gianna Prodan ofrecerá la conferencia titulada “La obra religiosa de Joaquín García Donaire”, en la que se enmarcan, además del Resucitado, esculturas como la de San Juan de Ávila de la plaza de los Mercedarios o la imagen de San Isidro Labrador que se encuentra en la Ermita de Alarcos.

El encargo
En 1958 el entonces presidente de la Asociación de Cofradías, Pascual Crespo, animado por el Obispado, al frente del cual estaba Juan Hervás, encargó a Joaquín García Donaire el grupo escultórico, que fue presupuestado en 300.000 pesetas.

El escultor vivía en Roma desde 1955 gracias a una beca obtenida en la Academia Española. Allí es donde realizó prácticamente toda la obra, a excepción del romano arrodillado, que fue tallado en Ciudad Real dos años más tarde. García Donaire, que utilizó madera rojiza de Guinea, decidió no policromar el misterio, salvo un tono dorado para las corazas de los soldados romanos.

El obispo Juan Hervás, que visitaba con asiduidad Roma en pleno Concilio Vaticano II, seguía de cerca la evolución de la obra y mostró su preocupación por la desnudez que presentaba la imagen del Cristo por el movimiento del paño. Finalmente, el obispo decidió dejarle hacer su trabajo a condición de modificar el paño si causaba algún escándalo entre los ciudadrealeños, lo que no sucedió. Lo que sí hubo fue un cierto rechazo por ser una obra que se apartaba con atrevimiento de la imaginería barroca habitual entre las cofradías.

El Domingo de Resurrección 17 de abril de 1960 salía el misterio por primera vez a la calle acompañado por una representación de las hermandades ciudadrealeñas, como ha venido sucediendo hasta la actualidad.

Además, cada año una cofradía se encarga, por riguroso orden, de organizar la procesión. En este 2010 esta tarea le corresponde a la Hermandad de la Flagelación, que volverá a sacar a la Virgen de la Alegría, incorporada a la procesión en 1998, con costaleros, después de que la Hermandad de las Penas y el capataz Marcelino Abenza no lograran el pasado año reunir a una cuadrilla.

El misterio del Resucitado ha sufrido diversas restauraciones. La más desafortunada tuvo lugar en 1990, cuando el taller de Santos Pastor policromó todas las imágenes. Cinco años más tarde, María de los Reyes Corrales, bajo la supervisión del propio García Donaire, les devolvió el color original. Más recientemente, en 2007, Joaquín Cruz Solís dirigió el equipo que restauró de nuevo todo el conjunto. 

Fuente de la noticia: EL DIA DE CIUDAD REAL
Informa: FERNANDO DOMÍNGUEZ
Foto: JESÚS MONROY



Print this Page