Noticias y artículos de Ciudad Real



Buscador


Las religiosas de María Inmaculada en Ciudad Real 1918-2018


La antigua vivienda de la familia Medrano-Rosales de la calle Caballeros

La antigua vivienda de la familia Medrano-Rosales de la calle Caballeros

Las Hijas de María Inmaculada, más conocidas en la ciudad por el “Servicio Domestico”, se establecieron en Ciudad Real en 1918, es decir hace ahora un siglo, gracias a doña Teresa Medrano Rosales, quien entró en la congregación, que fundará Santa Vicenta María López Vicuña, donando a la mencionada congregación su casa familiar que se encontraba en la calle Caballeros de nuestra ciudad, con el deseo de que aquella casa se convirtiera en una Colegio de María Inmaculada para la acogida, formación y protección de las jóvenes sirvientas.

La nueva residencia construida en 1950 por el arquitecto Carlos Sidro de la Puerta

La nueva residencia construida en 1950 por el arquitecto Carlos Sidro de la Puerta

Las crónicas de la orden dicen que la «casa que es hermosa, con jardín grande, un corral que es más grande que una plaza de pueblo y otro patio central con plantas y piso bajo y principal con galería de cristales, [y] también una tiendita». La casa era de dos alturas, contando con una altura mas sobre la puerta de entrada, que estaba formado por una portada almohadillada de piedra, y tenía puerta de madera con los escudos de armas de la familia donante. Tras el paréntesis de la Guerra Civil Española (1936-1939), que las religiosas fueron expulsadas de su residencia y el edificio destinado a sede de la C.N.T., las religiosas volverían hacerse cargo del edificio en 1939, al término de la contienda civil, sufriendo este un incendio en 1943, que destruyó parte del edificio.

Puerta principal del edificio en el Pasaje de la Merced

Puerta principal del edificio en el Pasaje de la Merced

Tras el incendio la congregación religiosa proyecta un nuevo edificio, encargando la realización del mismo al arquitecto Carlos Sidro de la Puerta, quien lo levantaría con cuatro alturas, durante la etapa en que fue Superiora del Colegio la Madre María del Espíritu Santo Sidro, y siendo concluido en 1950, destinándose a Noviciado llegando a tener en 1952 a 150 religiosas, entre Madres, novicias y profesoras.

Patio interior del edificio

Patio interior del edificio

La puerta principal del edificio da al Pasaje de la Merced, está enmarcada y tiene una hornacina sobre la misma, sin ninguna imagen, estando coronada en el cuarto piso por frontón donde se encuentra el escudo con el anagrama del Ave María, que es el escudo de la congregación, coronado por una cruz.

Vista del patio interior que comunica las diferentes dependencias del edificio

Vista del patio interior que comunica las diferentes dependencias del edificio

Aunque la puerta principal se encuentra en el Pasaje de la Merced, al edificio se accede por una de las puertas de la calle Caballeros. En su interior hay un patio con arcos de medio punto, existiendo otro gran patio que comunica las diferentes dependencias del inmueble. Actualmente el edificio acoge hay una residencia de estudiantes, en la que viven 30 jóvenes, un centro social, por el que pasan cada día decenas de mujeres a las que se forma para su plena integración social y laboral, y es, además, una comunidad enfermería donde se cuida y atiende a las religiosas de más edad de la congregación, estando formada la comunidad por 39 hermanas.

Puerta de acceso a la capilla con los escudos tallados de la familia Medrano-Rosales

Puerta de acceso a la capilla con los escudos tallados de la familia Medrano-Rosales

La capilla fue bendecida y consagrada el 7 de octubre de 1952, por el Excmo. Rvdmo. Sr. D. Emeterio Echeverria y Barrena. Su puerta de acceso, es la antigua puerta de la casa de los Medrano-Rosales, único vestigio de la antigua edificación, y en ella podemos ver escudos heráldicos de la mencionada familia. En la capilla de una sola nave destaca el retablo dorado en pan de oro, donde se encuentra presidiéndolo la imagen de María Inmaculada que tiene a sus lados las imágenes de San Luis Gonzaga y Santa Vicenta María López Vicuña, fundadora de las religiosas de María Inmaculada.

Vista del interior de la capilla bendecida en 1952

Vista del interior de la capilla bendecida en 1952

Publicado el 17 de mayo de 2018 por Emilio Martín Aguirre

El Sayon



Print this Page