Abenojar (Ciudad Real)

Datos de la población

Altitud (m): 612

Distancia a la capital (Km.): 47

Superficie municipal (Km2): 423,43

Nº de núcleos: 4 (Fontanosas, El Fresno y Navalmedio de Morales.)

Partido Judicial: Puertollano

Datos Padronales (2016): 1.460

Gentilicio: Abenojareño, abenojense

Teléfono Ayto.: 926 835001

Dirección Ayto.: Plaza de la Constitución, 3

Páginas Web: Ayuntamiento

Localización

Plano de Abenojar (Ciudad Real)

Escudo

Escudo de Abenojar (Ciudad Real)

Descripción

Superficie de 42.386 hectáreas, situado en su mayor parte en el valle del Tirteafuera, afluente del Guadiana por su margen izquierdo. Está situado al oeste del Campo de Calatrava, entre los Montes de Toledo y el Valle de Alcudia, siendo su relieve ligeramente ondulado en los valles y algo más accidentado en el resto. Limita con los términos de Saceruela y Luciana al Norte, Pozuelos y Cabezarados al Este, Almodóvar al Sur, y Almadenejos y Almadén al Oeste; una pequeña sierra corre por su límite norte – la Sierra de Caracuel - separándolo del río Guadiana.

Su acceso es únicamente por carretera a través de la comarcal C-424 que une Puertollano con Almadén, la local de Saceruela, la local de Los Pozuelos de Calatrava y la comarcal C-403 que debería unir esta localidad con Luciana, pero hasta el momento sin terminar, cortándose en las laderas del cerro del Águila a unos 8 km. de Luciana.

Abenójar tiene tres pedanías en su jurisdicción: Fontanosas, El Fresno y Navalmedio de Morales.

Fontanosas: se encuentra a 25 km del municipio. Tiene una extensión de 14 km2 y 134 habitantes. Desde los tiempos de la Orden de Calatrava, Fontanosas se encuentra dividida en dos aldeas: Fontanosas de Abenójar y Fontanosas de Almodóvar del Campo.

El Fresno: aldea que está a 16 km de Abenójar.

Navalmedio de Morales.

Cuenta con estos edificios de interés: la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVIII, es barroca con planta de cruz griega. Del siglo XIX son el Ayuntamiento y la almazara el Pallarés, ambos de tipología popular En su suelo se han encontrado restos de la presencia romana, en los sitios denominados Minas de S. Quintín, Villagutiérrez y La Encarnación. En su término se encuentra la laguna de Michos, en un cráter circular de 550 m.

Historia

Según numerosos estudios, el pueblo de Abenójar es uno de los más antiguos de la provincia pues servía de paso y descanso a los viajantes que marchaban para Andalucía.

La primera mención probable de la zona es con el nombre de Ad Turres en época romana, debido a la multitud de torres de vigilancia que rodeaban la zona, ya que servía de paso hacia Sisapo (Almadén) y Andalucía. De éstas quedaba constancia en 1.575.

En esta época, dos caminos, llamados ambos de la Plata, partían desde Sisapo para Toletum (Toledo). Uno de ellos, precisamente el que nos interesa, desde Sisapo se dirigía a Almadenejos, de éste a Lacipea (Fontanosas) y luego a Abenójar para dirigirse a Levciana (Luciana). Según las pocas descripciones de la época y los cálculos de Francisco Coello, podemos afirmas que el tramo de Lacipea a Abenójar seguía prácticamente la misma ruta que la actual carretera, o muy próxima a ella.

Durante la Invasión Musulmana (711 - 718) los pequeños núcleos aislados que rodeaban la zona fueron construyendo una pequeña población junto a un arroyo (el Arroyo de los Pradillos) llamada: Venóxar, Abenoxa, Benasa, Aben Oja, Benoja, Abenóxar es el nombre que recibe en el siglo XII, debido a una ligera modificación evoluciona a Abenójar de Calatrava y finalmente Abenójar.

En el año 1.063 apareció un héroe local llamado Aben Ocaza, bandolero que ocupó Córdoba. Es posible que le diera el nombre al pueblo o éste a él. Aben Ocaxa, según se trata en el “Tomo II” de Aben Thahir.

La colonización de esta zona que había quedado desierta y arrasada comenzó rápidamente y “La Dehesa de Abenójar” y su término fue concedido en 1.183 por Alfonso VIII a la Orden Militar de Calatrava. Los árabes dejaron esta zona tras de la cruenta batalla de las Navas de Tolosa (1.212).

En 1.214 Fernando III dona al Arzobispo D. Rodrigo Jiménez de Rada el Castillo del Milagro y su territorio comprendido entre el Puerto de los Yébenes al puerto Marchés y de aquí hasta el río Estena, Abenójar y las hoces del Guadiana; y el 9 de febrero de 1.217 el Papa Honorio III le concede "… las casas, viñas, molinos, hornos, sernas… de Zuferola … hasta Abenoja”.

En el año 1.575, Fadrique Álvarez de Toledo, Marqués de Coria y luego IV duque de Alba (1.537 - 1.583) fue condenado por Felipe II a permanecer desterrado en Abenójar (villa de la Encomienda Mayor de Calatrava de la que era titular), por haber faltado a una palabra de casamiento. No parece que le desagradara la vida campestre. Así resulta de sus cartas donde nos refiere el recibimiento que se le hizo, su género de vida, su trajín de rico labrador que mira por su hacienda.

Según el Diccionario Geográfico-Histórico-Estadístico de Pascual Madoz en 1.846, Abenójar tenía: 724 habitantes, 168 casas de un sólo piso y regular distribución, 8 calles, 4 empedradas y las otras de pavimento pizarroso, dos plazas pequeñas diagonales, una grande que encierra en un edificio que había sido reparado últimamente las casas consistoriales (con esto podemos deducir que el ayuntamiento fue restaurado por estas fechas), el pósito (una especie de silo) sin existencia alguna aunque con un crédito de 864 fanegas, la cárcel y la escuela a la que acudían 70 niños y cuyo maestro percibía 100 ducados; por último la iglesia recién reformada y dedicada a Nuestra Señora de la Asunción. Extramuros del pueblo (recordemos que fue fortificado débilmente en las Guerras Carlistas) y al norte se hallaba el cementerio algo deteriorado, un pozo de agua dulce y una fuente (¡¿el pilar?!) al Noroeste.

Texto: Diputación Provincial de Ciudad Real

Monumentos

Iglesia Nuestra Señora de la Asunción: Se reedificó sobre la primitiva por el Comendador Mayor el Infante D. Carlos María Isidro en 1.826, no tiene un estilo arquitectónico determinado, en su construcción se utilizó piedra y ladrillo cocido, es de cruz latina y algunos de los materiales empleados son de la primitiva iglesia.

Ermita de la Virgen de la Encarnación. En 1.976 se inició la construcción y fue terminada en 1977.

Cueva de los muñecos: Situada al noroeste del municipio en la finca denominada “Terceras” a 12 kms. del centro urbano.

En La Encarnación, Villagutiérrez y en Minas de San Quintín han sido encontrados restos de asentamientos romanos.

Laguna de Navazo: Pequeña laguna de génesis volcánica (freática) de apenas 2 has de superficie, localizada en la Depresión anticlinal de Abenójar. Sus dimensiones hacen que el número de especie y la abundancia total sea muy pequeña, albergando durante el periodo invernal tan solo un ejemplar de Zampullín Chico y otro de Gallineta Común; mientras que en el periodo reproductor aparecen la Avefría y el Ánade Azulón, como posibles reproductores, y la Cigüeña Blanca, que utiliza la zona como área de alimentación.

Fiestas

Fiestas de la Virgen de la Encarnación 25 de marzo (Variable)

Fiestas de San Juan Bautista 23 al 27 de junio

Lugares de interés

Cueva de los muñecos, molino en Aldea de Fontanosas

Callejero

Ejemplo: Calle del Rio 10, Abenojar

Las imágenes

Abenojar (Ciudad Real) Abenojar (Ciudad Real) Abenojar (Ciudad Real) Abenojar (Ciudad Real) Abenojar (Ciudad Real)

Fontanosas

Fontanosas, Abenojar (Ciudad Real) Fontanosas, Abenojar (Ciudad Real) Fontanosas, Abenojar (Ciudad Real) Fontanosas, Abenojar (Ciudad Real) Fontanosas, Abenojar (Ciudad Real)