Manzanares (Ciudad Real)

Datos de la población

Altitud (m): 654

Distancia a la capital (Km.): 55

Superficie municipal (Km2): 474,22

Nº de núcleos: 1

Partido Judicial: Manzanares

Datos Padronales (2016): 18.475

Gentilicio: Manzanareños

Teléfono Ayto.: 926 612608

Dirección Ayto.: Plaza de la Constitución, 1

Páginas Web: Ayuntamiento

Localización

Plano de Manzanares (Ciudad Real)

Escudo

Escudo de Manzanares (Ciudad Real)

Descripción

Población localizada al este de la provincia de Ciudad Real, en la N-IV unión de Madrid con Andalucia y nudo de comunicaciones, zona obligada de paso si se va del norte hacia el sur, del este al oeste,. En plena llanura manchega en el Campo de Calatrava. La lindan al Norte los términos de Argamasilla de Alba, Alcazar de San Juan, Herencia, Llanos del Caudillo y Villarta de san Juan, al Sureste Membrilla, La Solana y Alhambra, al Sur Valdepeñas y al Oeste Daimiel.

Historia

El nombre de esta localidad se debe a la familia Sagasti-Manzanares, descendientes de una ilustre familia de Vizcaya, quienes acompañaron a Raimundo de Fitero, junto a otros caballeros de las mismas tierras, cuando vino hacia el sur para fundar la Orden de Calatrava. Otra teoría opina que el nombre proviene, como el de tantos otros pueblos de la zona, de su original apelativo árabe (dando a entender que ya existía entonces), que no era otro que Mansanares según aparece en un mapa del Edrisi, y que viene a significar Caserío del río (Mansil-Nahar).

En el siglo XIX el sacerdote Inocente Hervás y Buendía ya escribió que en el término de Manzanares existen al menos dos puntos de posible poblamiento prehistórico, el Pozo de la Raya cercano al del Ciervo y las ruinas existentes en el camino de Membrilla. A igual distancia de la villa manzanareña y de Membrilla, se cree que se alzó Iyurzun, de donde se sacó el 26 de octubre de 1841 un pequeño ídolo de piedra de medio cuerpo; asimismo es posible que corresponda a la época anterromana el castillejo de La Mesnera.

De la posterior civilización romana hay varios autores que destacan el paso de dos vías por este término. Del mismo modo, las Cañadas ganaderas, según recuerda el ilustrado religioso, constituyeron el más importante medio humano de comunicación, no sólo pecuario en la Edad Media, y por las tierras donde hoy se erige Manzanares se cruzaban entonces la Soriana y la de Cuenca, lo que muy probablemente favoreció el posterior poblamiento y su desarrollo definitivo.

Se sabe que en el año 1229 comenzó a poblarse, perteneciendo todavía a la Orden de Santiago. Pasó a la Orden de Calatrava diez años después, y en el año 1352, contando ya con más de 200 pobladores, fue construida una muralla que lo circundaba; probablemente también de estas fechas data la construcción de su castillo, llamado Pilas Bonas, aunque otros historiadores creen más probable que sea anterior, del mismo siglo XIII, construido por la Orden de Calatrava para oponer y marcar sus líneas con el castillo de Tocón perteneciente a la Orden Santiaguista.

El término de Manzanares constituyó una de las más importantes encomiendas de la Orden de Calatrava, cuyo titular o Comendador residía en el castillo y administraba las rentas de la Orden de su término. El antiguo poblamiento, según algunas fuentes, fue reconquistado por Martín Martínez, quinto maestre de la Orden de Calatrava, a principios del año 1198, edificándose a partir de entonces el castillo y en 1299 se erigió y pobló la villa junto a éste. Más tarde, en torno a 1352 se amuralló por orden del maestre Don Juan Núñez de Prado, obra que fue realizada por sus habitantes en cinco años, a cambio de la condonación a la villa de ciertos impuestos.

En el siglo XIII el Manzanares calatravo se afianzó en la fuerza de la espada y la persecución de la cruz guiadas por los nobles vascones de la Casa Sagasti-Manzanares, que acompañaron al navarro abad Raimundo de Fítero en su visionario recorrido por La Mancha.

El siglo XV parece que fue el de mayor esplendor para Manzanares, pues de entonces data la construcción de su iglesia parroquial y varias ermitas, además de experimentar un notable aumento demográfico.

En los primeros años del Imperio, Manzanares fue municipio de los que guardaron fidelidad a Carlos I frente a las legitimaciones mostradas por los Comuneros. No obstante, debe su título de "Ciudad Fidelísima" no al hecho reseñado, sino a su participación más que notable durante la guerra contra los franceses en el siglo pasado.

Manzanares fue fiel al emperador Carlos V. que se enfrentó a los comuneros, a los lejanos mercaderes de lana y del vellón y que dejó para la posteridad indeleble el título de "Leal Villa". "El Comendador D. Rodrigo Manrique en 1519 con motivo de la guerra y levantamientos de las Comunidades hizo restaurar el castillo, limpiar sus fosos, poniendo en pie de guerra todos los hombres útiles de la población y aliándose a las villas de Villarrubia y Daimiel se aprestó a la defensa de los derechos del Rey. Desde esta fecha, dice el Sr. Peñalosa, comenzó a llamarse la Leal Villa de Manzanares". Tuvo una de las morerías más populosas de todo el Campo de Calatrava. En el año de 1624 pasó por la villa el rey Felipe IV, de camino a Andalucía, integraba el séquito real el escritor Francisco de Quevedo, el cual escribió unas cartas de elogio sobre el lugar enviadas a su amigo el Comendador, el Marqués de Velada.

Posteriormente el pueblo de Manzanares guiado por la audacia del párroco Pedro Álvarez de Sotomayor, bajo la protección de Nuestro Padre Jesús del Perdón, consiguió evitar la aniquilación del general Sebastiani y que, más tarde, despertó la admiración del general Castaños por su contribución a los sucesos de Bailén. Precisamente, por la participación de los manzanareños en esta batalla volvió a ser reconocida la población, mucho antes que la vecina Valdepeñas, con títulos honoríficos, en este caso, el de Ciudad Fidelísima.

La localidad de Manzanares también fue testigo del paso de O´Donell y Cánovas del Castillo, la revolución que en 1854 intentó reinstaurar el progresismo en España. Diversas fuentes hablan del gran crecimiento de Manzanares durante la Edad Media, paralelo a la importancia concedida por la Orden de Calatrava, pese a lo cual en el Siglo XVII se dejó sentir el tremendo efecto de la peste que hizo perecer a gran parte de la población.

Larruga, no obstante, habla del crecimiento poblacional de la ciudad que en 1724 tenía 1.400 vecinos, en 1857 alcanzaba la cifra de 2.350 y en 1887 se situaba en 2.834, lo que suponía 9.687 habitantes.

Aún se contemplan, asimismo, las huellas de una ciudad que se expandió sobre los raíles del progreso, que afianzó su crecimiento sobre chimeneas de alcohol y recibió con prontitud el advenimiento de algunos de los grandes inventos de la época. El 16 de junio de 1895 tuvo lugar la inauguración de la luz eléctrica, cuyas obras fueron dirigidas por el sabio electricista Isaac Peral, que fallecería en Berlín antes de su conclusión. Hay, claro está, un Manzanares cercano, marcado en el siglo XX por las sacudidas de la intolerancia y de la desigualdad. Un Manzanares que, aunque esquivó la guerra, no pudo evitar sus consecuencias. Finalmente, Manzanares de los años de la emigración. Y luego, más tarde, el resurgir, la industrialización, el desarrollo y, finalmente, el crecimiento en democracia.

Texto: Diputación Provincial de Ciudad Real

Monumentos

Castillo de Pilas Bonas: Su construcción está en torno al año 1239. Declarado Monumento de Interés Histórico-Artístico en el año 1979.

Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción: Data su construcción de finales del siglo XIV o comienzos del XV. El interior es de una sola nave con ábside ochavado y torre a sus pies. La torre consta de tres cuerpos, con planta cuadrada en el inicio, octogonal al nivel del campanario y chapitel como remate; en consonancia con los manieristas andaluces, está decorada en el ábside con lienzos, obra del pintor local Antonio Iniesta. Fue declarada B. I. C. con la categoría de Monumento en 1991.

Convento de Concepcionistas Franciscanas Descalzas: Con fachada barroca del siglo XVII.

Ermita de la Vera Cruz: Guarda las imágenes del cristo del mismo nombre y del patrón de Manzanares, Nuestro Padre Jesús del Perdón.

Ermita de San Antón: "Templo restaurado, aumentado y embellecido... año 1788". Así reza el letrero esculpido sobre la puerta de la fachada de esta ermita. Ermita que databa, de antes de 1579. Sobre la ermita de San Antón el párroco D. Inocente Hervás escribió: "Es la más bella y sólida de todas las de su estilo en este pueblo".

Ermita de la Virgen de la Paz: Antiguamente se denominaba de Santa Quiteria. Según la documentación existente en el Archivo Parroquial, esta ermita existía ya antes de finales del siglo XVI.

Ermita de San Blás: Está situada en la plaza de su nombre. Antes de la Guerra de la Independencia estaba dedicada al Cristo Yacente del Santísimo Sepulcro; derruida por los franceses y fue reconstruida para albergar la imagen de San Blas en el año 1847.

Casa del Marqués de Salinas: Conocida popularmente como la Casa de Jonte, con su escudo heráldico.

Gran Teatro: Edificio de 1911, reconstruido en 1995, de fachada encarnada con decoración inspirada en el comienzo de nuestro siglo.Sede principal del Festival de Teatro "Lazarillo".

Parador de Turismo: Construido en 1929.

Fiestas

San Antón: 17 de enero.

Virgen de la Paz: 24 de enero.

San Blas: 3 de febrero.

San Isidro: 15 de mayo.

Feria Regional del Campo y de Muestras (FERCAM): Segunda quincena de julio.

Festival de Teatro "Lazarillo": Durante el mes de agosto, al que acuden compañías tanto nacionales como extranjeras; viene celebrándose desde 1974.

Fiestas Patronales: 14 de septiembre, en honor de Nuestro Padre Jesús del Perdón.

Lugares de interés

Castillo de Pilas Bonas, Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, Feria Regional del Campo y de Muestras (FERCAM) y Festival de Teatro "Lazarillo".

Museo Manuel Piña de Manzanares

Museo "Manuel Piña": El Museo Manuel Piña nace con el objetivo de mostrar y difundir la obra de este diseñador manzanareño, una de las figuras más relevantes de la moda española desde finales de los años 70 hasta principios de los 90 del pasado siglo.

C/ Virgen del Carmen, 14

Teléfono: 926 62 10 32

e-mail: museomanuelpina@manzanares.es

Callejero

Ejemplo: Calle de las Monjas 1, Manzanares

Las imágenes

Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real) Manzanares (Ciudad Real)