Miguelturra (Ciudad Real)

Datos de la población

Altitud (m): 629

Distancia a la capital (Km.): 4

Superficie municipal (Km2): 118,37

Nº de núcleos: 2 (Peralbillo)

Partido Judicial: Ciudad Real

Datos Padronales (2016): 15.133

Gentilicio: Miguelturreños

Teléfono Ayto.: 926 241111

Dirección Ayto.: Plaza de España, 1

Páginas Web: Ayuntamiento

Localización

Plano de Miguelturra (Ciudad Real)

Escudo

Escudo de Miguelturra (Ciudad Real)

Descripción

Localidad situada en el centro de la provincia de Ciudad Real, dentro de la comarca natural del Campo de Calatrava, es uno de los municipios con mayor índice de crecimiento demográfico. Tiene la aldea de Peralbillo separado de su territorio, dieciséis kilómetros al Norte. Limita al Norte con Carrión de Calatrava, al Sur con Ciudad Real y Pozuelo de Calatrava, al Este con Carrión de Calatrava, Almagro y Pozuelo de Calatrava y al Oeste con Ciudad Real.

El territorio separado de Peralbillo, limita al Norte con Fernán Caballero, al Sur con Ciudad Real y Carrión de Calatrava, al Este con Carrión de Calatrava y al Oeste con Picón.

Historia

Los nombres tanto de Miguelturra como de Peralbillo proceden de los que llevaran en vida primitivos colonizadores de la reconquista, cuyas circunstancias no conocemos, y sobre ellos, y tal vez a causa de su inmediata vecindad con Ciudad Real, se conocen varias leyendas carentes de confirmación documental que deberán tenerse en cuenta (Ver Corchado Soriano “El Campo de Calatrava Los Pueblos”).

El origen de Miguelturra como asentamiento humano está bastante difuso.

Data del Paleolítico Inferior-Medio 12.000-40.000 años, Achelense Superior-Musteriense, “Hombre de Neandertal” . Según los hallazgos de útiles de piedra tallada, y posteriormente estudios realizados sobre estas primeras tribus, se localizan en la Sierra de San Isidro, Camino de Los Llanos. Las Cabezuelas y Las Cañadas, situado este en un piedemonte. Desaparecido todo vestigio humano, a partir del Paleolítico superior, los datos de Asentamiento van a aparecer de nuevo en la demarcación del anejo que este tiene, Peralvillo, el cúal en las sierras con las que limita al norte con Fernán Caballero y al oeste con Picón, existen restos de castillejos romanos.

Por otro lado la importancia de dos cañadas ganaderas que cruzan de N. a S. el anejo obligan a sospechar fueran, al menos la que cruza el mismo Peralbillo, posibles vías de la época de dominación romana, a lo que se une la persistencia del indicativo nombre de "Camino de la Plata", pero no obstante en el estudio sobre la trayectoria de las vías entre el Tajo y el Guadalquivir se deduce como mas probable la ruta que lleva directamente al paso del Guadiana por Calatrava la Vieja para la vía principal de Toledo a Córdoba, que sin embargo no excluye la desviación que pasa por Peralbillo, ya que necesariamente no pudo existir una sola trayectoria a lo largo de tantos siglos.

La antigüedad de Peralbillo de épocas romanas es clara , por su paso hacia Córdoba y por la proximidad a Calatrava la Vieja o bien por sus baños y hervideros naturales, que dieron lugar al balneario hoy desaparecido bajo las aguas del Guadiana en la cola del Pantano del Vicario.

De época musulmana son escasísimas las noticias que podemos aportar, solo indicios, y uno de ellos creemos encontrarlo en los límites concedidos a Miguelturra en 1230, donde entre los mojones nombrados, la Atalaya de Abencales, o Abencares, hoy dentro del término de Ciudad Real, parece proceder del último alcaide moro de Calatrava, el andaluz Aben Cadis, muerto por orden del africano Miramamolin antes de la jornada de las Navas.

En el comienzo de la Reconquista no figuran todavía estos nombres, si bien por su situación geográfica tuvieron que jugar papel importante en su escenario, y solo después de la pacificación subsiguiente a las Navas, ya en el siglo XIII, encontramos la primera mención de Miguel Turra con la concesión en 1230 de una carta de Población que, si -bien datada en dicho año solo la conocemos por su formalizaci6n conjunta del Maestre Dn Martin Ruyz, o Rodríguez, y el Convento y Jerarquías, es decir reunidos en capítulo, probablemente el año 1238 en que comenzó este rnaestrazgo; según el historiador historiador Hervás, se señalan los términos que se conceden a la aldea, "... de un cabo parte con El Pozuelo del camino por cima de la Cabeza de Francisco Obieco, por el camino que sale del dicho Pozuelo, e parte con Carrion por el Encinar suyo, que es dehesa de Carrión, por el camino que va a la Menbriella, e parte con Calatrava la Viexa según sale el camino de Carrión e va a Calatrava la Viexa, e toma por cima de la sierra e sale a la Atalaya de Abencales, las vertientes contra el dicho lugar de Miguel Turra, e del dicho cabo parte con El Pozuelo de Don Gil, e sale a la Cabeza de Menga Gimeno, e corno desciende al camino que va del Pozuelo a Ciuruela ..."; los limites descritos son casi los mismos que tiene actualmente el núcleo principal del término, y aunque no expresamente parece indicar que era aldea dependiente de Calatrava la Vieja; el estudio de este fuero, junto con otros que conocemos concedidos en esta época a distintas poblaciones del Campo de Calatrava, corresponde el capítulo a ellos dedicado; por otra parte plantea varios problemas históricos de difícil solución, corno el de la encomienda de que dependían en esta fecha, ya que la del Pozuelo a cuya jurisdicción perteneció posteriormente no se erigió hasta el siglo XV.

La Carta puebla fue confirmada por el maestre D. Ruy, o Rodrigo, Pérez Ponce en Aldea del Rey a 4 noviembre de 1287, y por este diploma que copia integro el anterior ha podido llegar aquel a nuestro conocimiento; varias otras fuentes históricas copian o mencionan este interesante documento. Como se puede apreciar el nacimiento de Miguel Turra debió originarse, dada la fecha de su carta puebla, en la disolución del término de Alarcos, en cuya demarcación surgieron varias aldeas, otra de las cuales 25 años mas tarde que Miguel Turra recibió también una Carta de Población llamada a tener mas importancia, la de Villa Real en 1255.

Ya durante el siglo XIV son varios los documentos en que aparece Miguel Turra, como el Convenio entro la Orden y el Concejo de la Mesta sobre términos jurisdiccionales, fechado en la iglesia de este pueblo a 8 de mayo de 1307; o la venta del molino llamado el Batanejo, en el Guadiana.

Durante la minoría de Alfonso XI tuvieron lugar sangrientas luchas originadas por la rivalidad de Villa Real con la Orden, constando que en 1323 fueron incendiadas Miguel Turra y Per Alvillo por fuerzas mandadas por Garcia Sánchez, alcaide de Jaén, acción que fue aprobada por el tutor del Rey, su tío el infante D. Felipe; este hecho ha sido situado por otro autores como ocurrido en 1328, lo que no parece probable ya que la minoría terminó en 1325, y el mismo infante D. Felipe murió en 1327, existiendo por el contrario otras fuentes que sitúan en esta última fecha la reconstrucción de Miguel Turra por el maestre López de Padilla, lo que parece más lógico aún sin basarse en pruebas contemporáneas.

Alfonso XI, en cuya minoría ocurrieron los sangrientos hechos, terminada su tutoría hizo corregir los abusos producidos contra la Orden y Miguelturra, a través de dilatados y complicados pleitos.

Peralbillo, cortijo fortificado con su territorio, que inicialmente no pertenecía a este municipio, fue anexionado a Miguelturra en 1383 con la intención de proveer de mayor término a la localidad , cuyas fronteras iniciales eran tan pequeñas que los gobernantes de la orden temían no fueran suficientes para abastecer a los vecinos en la s necesidades básicas.

La historia del siglo XIX es la descripción de un período que enlaza la crisis del Antiguo Régimen y la consolidación de un nuevo sistema político de corte liberal, todo ello marcado por los cambios políticos cíclicos de distinto signo ideológico.

La llegada al poder en 1833 de los liberales marcará un antes y un después, ya que si en el espacio de tiempo comprendido entre 1808 y 1833 se sucederán gobiernos liberales y absolutistas, el período comprendido entre 1833 y 1868, será una etapa de alternancia entre progresistas y moderados, a lo que hay que sumar el fenómeno de las guerras carlistas, que aunque parece un fenómeno esencialmente ligado a regiones de fuerte componente foral o nacionalista caso de Cataluña, El País Vasco o Navarra, la región manchega, y en especial, la provincia de Ciudad Real fue uno de los escenarios permanentes de tales guerras.

En las últimas dos décadas en la región y, aunque persisten problemas, resulta evidente la mejora en todos los ámbitos, Miguelturra, población rural y tradicionalmente subsumida en el sector primario puede simbolizar muy bien los avances acaecidos. El importante crecimiento de población (más del cuarenta por ciento en la última década), la positiva evolución económica, el espectacular aumento de las actividades culturales, la preocupación medioambiental, el desarrollo urbanístico, la dotación de servicios, el desarrollo de importantes proyectos (parque industrial, magnetita, aro...), que están colocando a la localidad en sintonía con la revolución científico-técnica y la sociedad de las comunicaciones, son evidentes exponentes de los significativos e importantes cambios positivos que han tenido lugar.

Texto: Diputación Provincial de Ciudad Real

Monumentos

Iglesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción: Del S. XVI, edificio de planta de cruz latina.

Convento de la Virgen de la Estrella: Del siglo XVII. Edificio de una sola nave, cubierta por bóveda de cañón con lunetos y cúpula sobre el crucero, sustentada por pechinas. La decoración interior es sobria y se compone de yeserías y molduras sobredoradas que soportan un sencillo entablamento.

Ermita del Cristo de la Misericordia: De 1772, edificio neoclásico con elementos barrocos de planta circular con capillas mayores orientadas según los puntos cardinales cubierta por cúpula. conoce como "la torre gorda".

Ermita de San Antón: Del Siglo XVI, de una sola nave y planta rectangular con ábside de testero plano y cubierta a dos aguas cuyos forjados son de madera.

Ermita de San Marcos (Peralbillo): Del Siglo XVIII, de una sola nave de tipología popular.

Ermita de La Soledad: Siglo XVII.

Ermita de San Isidro.

Fiestas

San Antón: 20 de Enero.

Isidro labrador: 15 de Mayo.

Virgen de la Estrella: 7 al 15 de Septiembre, en honor a la Patrona de Miguelturra.

Stmo. Cristo de la Misericordia: Primer domingo de Mayo en honor del Patrono de la localidad.

Carnaval Churriego: Declarado como "Fiesta de Interés Turístico Regional" y como "Fiesta de Interés Costumbrista y Cultural". Esta Fiesta tiene señas de identidad propias, que la distinguen y destacan, entre celebraciones similares, en todo el territorio nacional. La Máscara Callejera, esencia del Carnaval de esta localidad, con sus artes para dar broma a propios y extraños, sostiene los pilares básicos tradicionales de esta celebración. Vestida con viejas ropas o disfrazada de retales, solitaria, en parejas o en minúsculos grupos que se hacen y deshacen, según vaya la fiesta, deambula por las calles de la localidad «dando guerra» a todo el que se va encontrando, tras la presentación inicial de un estridente: ¿a que no me conoces?.

Hogueras de la Purísima: Noche del día 7 de Diciembre.

Lugares de interés

Un recorrido por sus calles y parques, glesia parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, Ermita del Cristo de la Misericordia y sus alrededores, Almagro, Alarcos y el castillo de Calatrava la Vieja.

Callejero

Ejemplo: Calle Real 1, Miguelturra

Las imágenes

Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real) Miguelturra (Ciudad Real)