Iglesia de la Merced (Santa María del Prado)

Datos del edificio

Tipo de Monumento: Iglesias

Periodo: Siglo XVII

Dirección: Calle Toledo, 17

Horario: Abril - septiembre: Laborables mañanas 10:30-11:00 horas. Tardes 18:30-20:00 horas. Sábados mañanas 10:30-11:00 horas. Tardes 18:30-20:00 horas. Domingos y festivos mañanas abierto para el culto a partir de las 11:00 horas. Tardes 18:30-20:00 horas.

Octubre - marzo: Laborables mañanas 11:00-11:30 horas. Tardes 18:00-19:00 horas. Sábados mañanas 11:00-11:30 horas. Tardes 18:00- 19:00 horas. Domingos y festivos mañanas abierto para el culto a partir de las 11:00 horas. Tardes 18:00-19:00 horas.

Localización


Iglesia de la Merced de Ciudad Real Iglesia de la Merced de Ciudad Real

Galería de imágenes

Galería de imágenes Iglesia de la Merced de Ciudad Real

Iglesia de la Merced

Lo que hoy conocemos bajo la denominación de Iglesia de la Merced, no es sino la antigua capilla, y único resto que se conserva, de lo que en su día fue el Convento de Mercedarios Descalzos de Ciudad Real.

FUNDACIÓN

Don Andrés Lozano, capitán en las Colonias de América, tras su muerte, ocurrida en Sevilla, dejó en su testamento mil ducados para la fundación de un Convento de la Orden de Mercedarios Descalzos en esta ciudad, de la cual era natural. Las obras comenzaron en 1613, sin embargo, con los mil ducados del legado de don Andrés Lozano, no se pudo realizar más que el Convento.

Para la realización de la Iglesia fue necesario contar con el apoyo económico de don Francisco Manuel de San Joseph, Comendador, y de don Álvaro Muñoz de Figueroa, Regidor Perpetuo, ambos naturales de Ciudad Real, que el 12 de abril de 1674 otorgaban escritura pública por la que se comprometían a llevar a cabo las obras de la Iglesia, y así el Convento quedaría totalmente terminado. La redacción de la citada escritura, por parte de don Álvaro Muñoz de Figueroa, ponía las siguientes condiciones: deberían ponerse sus armas fuera y dentro de la Iglesia, por otro lado, la capilla del Santísimo Cristo Crucificado debería convertirse en lugar de enterramiento para él, su esposa doña María de Torres, y sus sucesores.

Parece ser, sin poder afirmarlo con rotundidad, que el arquitecto de la iglesia fue un religioso de la propia Orden, como era costumbre en la arquitectura religiosa española del siglo XVII.

UBICACIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL

Iglesia de la Merced de Ciudad Real

El que fuera en su día Convento de Mercedarios Descalzos de Ciudad Real, ocupaba la actual iglesia, todo el edificio del Instituto "N.ª S.ª de Alarcos" y parte de lo que hoy es el Palacio de la Diputación. Así podemos ver como la fachada de la iglesia aparece empotrada entre estos dos edificios.

El Convento estuvo ocupado hasta que se vio afectado, como el resto de los conventos de frailes de la ciudad, por la corriente desamortizadora que se dictó por parte del gobierno de la Nación, a principios del siglo XIX. El de Mercedarios Descalzos, fue el primero que fue suprimido en Ciudad Real, ya que en 1821 les fue comunicado por carta del Ministerio de Gracia y Justicia, su supresión y el posterior traslado de los frailes al de Rivas, monasterio de la misma Orden, en la provincia de Madrid. Una vez suprimido, el convento, y todas sus pertenencias, pasaron a formar parte de los Bienes Nacionales, y por tanto, a ser un bien sujeto a subasta pública, para lo cual se realizó un inventario en 1835. Según este, entre otras pertenencias, el Convento contaba con 1.151 volúmenes en su biblioteca, y 17 pinturas.

A pesar de ser bien desamortizado no llegó nunca a entrar en pública subasta, y así, en 1843, pasa a ser Instituto Provincial de Segunda Enseñanza, para lo cual fue adecuado y así pudo desarrollar sus nuevas funciones. Mientras que la iglesia continuó dedicada al culto.

EL EDIFICIO

Esta iglesia, como ya hemos indicado, se encuentra adosada al Palacio de la Diputación, el cual tienen incorporada dentro de su estructura parte de la nave central de aquella.

PORTADA

Portada de la iglesia de la Merced de Ciudad Real

La fachada, que data de 1760, está configurada por un gran rectángulo vertical que la abarca totalmente, coronado por un frontón triangular. En el rectángulo se abre una puerta de entrada enmarcada entre pilastras y dintel sobre la cual se sobreponen una hornacina, con una imagen de la Virgen, y una sencilla ventana cuya función es iluminar todo el interior de la iglesia, y más concretamente el espacio ocupado por el coro.

El material utilizado para la construcción de la portada es la arenisca, piedra está muy utilizada en este tipo de obras en la zona, por la facilidad de su labra. Toda ella aparece tratada con un leve almohadillado que le da un ligero toque de claroscuro a toda la superficie. Este tipo de portada deriva de la fachada proyectada por Fray Alberto de la Madre de Dios en el Convento de San José de Medina de Rioseco, que fue muy difundido por todo el país.

PLANTA

Planta de la iglesia de la Merced de Ciudad Real

La planta consta de una nave de salón con capillas laterales adosadas, en el lado derecho. Estas aparecen comunicadas entre sí, y abiertas a la nave por medio de arcos. La cabecera de la iglesia está formada por un amplio crucero, cubierto con una gran cúpula, del que hay que destacar los brazos que son extremadamente cortos, y el presbiterio plano. Se une así la planta de cruz latina con la central, que sería el crucero.

Este tipo de planta fue muy utilizado durante el Barroco en toda la Cristiandad ya que seguía las pautas marcadas por el Concilio de Trento, y en concreto en la propia ciudad, esta planta es muy similar a la que podemos encontrar en la iglesia del Carmen, que fue construida durante la misma época.

INTERIOR

Pinturas de la iglesia de la Merced de Ciudad Real

La cubierta de la nave es una bóveda de cañón con lunetos, y tanto esta como las paredes aparecen enlucidas con yeso, cubierto este con pinturas, fórmula con la que se disimulaba la pobreza de los materiales utilizados en su construcción, que consistía generalmente en ladrillo.

Estas pinturas, que se encuentran en las capillas laterales y en el lado contiguo del crucero, fueron descubiertas recientemente y han sido sometidas a un proceso de restauración, por lo que hoy se pueden contemplar con todo su esplendor y colorido.