Iglesia de San Pedro

Datos del edificio

Tipo de Monumento: Iglesias

Periodo: Siglo XIV

Dirección: General Rey, 1

Horario: Abril - septiembre: Laborables mañanas 11:15-12:00 horas. Tardes 20:00-20:30 horas. Sábados mañanas 11:15-12:00 horas. (julio y agosto cerrado). Tardes 19:00-19:30 horas. Domingos y festivos mañanas abierto toda la mañana para el servicio de culto domingos y festivos. Tardes 20:00-20:30 horas.

Octubre - marzo: Laborables mañanas 11:15-12:00 horas. Tardes 19:30-20:00 horas. Sábados mañanas 11:15-12:00 horas. Tardes 18:30-19:00 / 19:30-20:00 horas. Domingos y festivos mañanas abierto toda la mañana para el servicio de culto. Tardes 19:30-20:00 horas.

Localización


Iglesia de San Pedro de Ciudad Real Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Galería de imágenes

Galería de imágenes Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Iglesia de San Pedro

La Iglesia de San Pedro está ubicada en el centro de nuestra ciudad, abriendo sus fachadas a las calles: Lanza, Ruiz Morote y General Rey, siendo su verdadera advocación la de Iglesia de San Pedro y San Pablo.

Fue mandada construir por los Caballeros de la Flor y Nata de Ciudad Real (Velarde, Céspedes y Treviño) en la segunda mitad del siglo XIV y no terminó siendo construida según los planos originales al ir realizando añadidos en los estilos artísticos que se sucedían, además de por los problemas que fueron surgiendo en su construcción, lo que la obligó a tener ese aspecto de fortaleza con una baja altura en su nave central respecto a las laterales y esos gruesos contrafuertes en el lado norte.

Construcción

Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Nadie es capaz de decir con exactitud la fecha en que se comenzó su construcción, sin embargo, todas sus características arquitectónicas apuntan a que fue construida entre los siglos XIV y XV. Desde que el rey Alfonso X fundara nuestra ciudad, ésta fue experimentando un paulatino crecimiento demográfico que hizo necesaria la creación de diversos centros religiosos donde los vecinos de esta Villa encontraran el consuelo espiritual necesario, así surgieron templos como el de San Pedro y San Pablo. La iglesia de San Pedro no quedó configurada tal y como se había pensado en un principio, pues las obras duraron varios siglos y a lo largo de éstos, la estructura original fue sufriendo cambios y añadidos hasta quedar en la forma en que la podemos contemplar en la actualidad.

Fue finalizada durante el siglo XV y junto a la iglesia de Santiago y la de Santa María, actual catedral, formó en tiempos de la concesión del título de Ciudad a la villa (1420), el triángulo religioso de la ciudad, actuando cada iglesia como núcleo de cada barrio.

Según Ramírez de Arellano, la parroquia contrató en 1615 al arquitecto ciudarealeño la construcción de un coro a los pies de la iglesia, lugar donde también se encontraba, en 1765, al altar de Nuestra Señora de la Guía, de estilo churrigueresco con la imagen de dicha virgen sobre una silla de plata y de espaldas al altar mayor. En 1755 se produjo el terremoto de Lisboa que provocó la destrucción del techo y el incitamiento de una de las columnas interiores.

Exterior

Exterior de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

La Iglesia de San Pedro se encuentra orientada al este, la cabecera consta de un único ábside poligonal, de siete lados, siendo añadidos posteriores las capillas laterales para cuya intercomunicación se abrieron sendos arcos rebajados en el primero. Se cubre con una bóveda nervada con igual número de plementerías que lados tiene el polígono. En los cinco paños centrales se abren ventanas con vano geminado. Dicha capilla mayor hubo de ser reconstruida ya en el año de 1473 por el regidor Fernando de Torres.

El crucero, a pesar de no estar marcado en planta ni en altura, forma un tramo de mayor amplitud que va resaltado con una bóveda más complicada que las restantes. Así pues, este tramo se cubre con una bóveda de terceletes, mientras que las demás será de aristas, con plementería de piedra. Los tres tramos de los pies se realizaron con plementería de ladrillo. Uno de estos tramos, el correspondiente al lado de la Epístola, tiene un menor desarrollo debido a que alberga, en parte, la torre.

La Iglesia de San Pedro tiene tres puertas de acceso. Estas reciben los nombres de Puerta del Poniente, Puerta de la Umbría y Puerta del Sol que aluden a su propia situación geográfica.

Puerta de poniente

Puerta de poniente o del perdón de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Recibe también el nombre de Puerta del Perdón, está situada a los pies de la Iglesia y fue concebida originalmente como la entrada principal a la Iglesia, pero la configuración posterior del edificio y su entorno, ha hecho que esta función la cumpla la denominada Puerta del Sol, de la que más adelante hablaremos.

Esta portada consta de 5 arquivoltas, entre las cuales aparecen pequeños elementos decorativos de forma vegetal muy geometrizada. Las jambas están formadas por una serie de medias columnas, que aparecen unidas a las arquivoltas por medio de capiteles corridos decorados con motivos vegetales.

A ambos lados de la puerta hay unas pequeñas repisas que nos hacen pensar en la posibilidad de que antaño sirvieran para sustentar las esculturas de San Pedro y San Pablo. Todo el conjunto aparece enmarcado por un alfiz, y éste, a su vez, está rematado por dos pequeños pináculos de clara influencia gótica.

Puerta de la umbría

Puerta de la umbría de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Se encuentra en la calle de la lanza y también es la denominada Puerta del Evangelio. El hecho de que se encuentre en la fachada norte del edificio y que aparezca enmarcada por dos grandes contrafuertes, hace que esta portada tenga un aspecto más lúgubre y oscuro. En su parte superior se asemeja bastante a la puerta del Perdón, es decir, la puerta aparece rodeada por una serie de orquivoltas que en esta ocasión son arcos apuntados y no de medio punto. De entre ellos debemos fijarnos en el más próximo o la puerta ya que su decoración dentellada nos recuerda formas decorativas musulmanas.

Las jambas con medias columnillos y los capiteles corridos a ambos lados de la puerta con decoración vegetal geometrizada nos recuerda mucho los elementos semejantes que aparecen en la puerta del Perdón. Sobre la puerta podemos ver un pequeño ojo de buey con decoración geométrica, como se puede observar aparece descentrado con respecto a la puerta, quizás esto se deba a que fue abierto en época posterior a la realización del edificio en su conjunto. La función de este ojo de buey era la de iluminar el coro que se levantaba a los pies de la Iglesia, en la actualidad, al haber desaparecido este coro, sirve para iluminar la nave central.

Puerta del sol

Puerta del sol de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Actualmente se la puede considerar la puerta principal de acceso al templo. Su nombre se debe al hecho de estar situada en la fachada sur y ser la que más directamente recibe los rayos del sol. Su aspecto es de gran sencillez. Es un arco apuntado, que presenta también medias columnas en las jambas y capitel corrido a ambos lados, pero todo ello de forma mucho más sencilla, y casi ausente de decoración. Sobre la puerta aparece una ventana vertical con arco de medio punto y un parteluz central que posiblemente acogiera una bella vidriera en su día. También es destacable las puertas de madera, el rico claveteado, y la talla de los escudos nobiliarios de la parte superior.




Interior

Planta

Planta de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

La planta de la iglesia es basilical y de tres naves separadas por pilares fasciculados con ocho columnas adosadas. Las naves están compartimentadas en cuatro tramos, siendo el más grande el más cercano al ábside y más pequeño el más cercano a los pies y de un tamaño medio los dos centrales. La nave central es algo más ancha y un poco más alta. La iglesia, a pesar de su robustez, es claro ejemplo de los dictados del gótico, buscando unos interiores abiertos y luminosos. Las bóvedas de las naves son de arista y la bóveda central correspondiente al crucero es de tercelete, siendo por tanto la de mayor belleza. La cabecera es de un solo ábside poligonal de siete pequeños lados y cubierto con bóveda nervada de plementos. Cuenta con ventanas geminadas ojivales en los cinco vanos centrales. Según se sucedían los años las naves fueron ganando capillas, hasta un total de tres. Dos de ellas a ambos lados del ábside y la de mayor tamaño e importancia se construye en el lado Sur

Torre

Torre de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

La sencilla torre, que está integrada en la iglesia al estar adosada al muro, irrumpe por el lado suroeste de la planta. Cuenta con una base de aproximadamente un metro de altura y dos grandes cuerpos de igual altura pero siendo el primero algo más grueso que el segundo, que es el que tiene dos vanos a cada lado y donde se ubican las campanas. Finalmente cuenta con un tercer cuerpo de pequeño tamaño y con decoración de escudos heráldicos. El chapitel de pizarra y estilo neogótico fue construido en el siglo XVIII y cuenta con dos relojes de aguja, cuatro pequeñas ventanas de arco gótico con el escudo del Vaticano sobre ellos y una pequeña campana con techumbre que remata la torre.



Capillas

En el interior de esta Iglesia existen tres capillas, dos al lado del ábside, en la cabecera de cada una de las naves laterales y la tercera se abre en la nave de la Epístola. De las tres capillas mencionadas que reciben los nombres de Capilla de Jesús Nazareno, Capilla de los Veras y Capilla de los Coca, destaca esta última por su valor artístico.

Capilla de San Juan Bautista de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Capilla de San Juan Bautista.

Doña Juana Monzolo Treviño de Loaisa, en opinión de Gómez-Moreno, mandó construir la capilla de la nave del Evangelio en tiempos de los Reyes Católicos, según consta en el escudo que corona su portada. Fue dedicada esta capilla a San Juan Bautista y su imagen se ve en la jamba derecha del arco de entrada a la capilla. Desde principios del siglo XIX se venera en esta capilla la imagen de Jesús Nazareno que perteneció al antiguo convento de Santo Domingo.



Capilla de los Veras de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Capilla de los Veras.

Fue construida a principios del siglo XVI por el linaje de los Veras. Se dedicó en un principio al Santísimo Cristo de la Oración y a Nuestra Señora de Guadalupe. Desde 1827 hasta la última restauración del presbiterio recibía culto en esta capilla el Santísimo Cristo del Perdón y de las Aguas, que hoy se encuentra en el altar mayor. En la actualidad se veneran en ella las imágenes del Sagrado Corazón de María y de San Antonio María Claret.

Capilla de los Cocas de la Iglesia de San Pedro de Ciudad Real

Capilla de los Cocas, también denominada del Sagrario.

A finales del siglo XV, don Fernando de Coca, capellán de los Reyes Católicos, canónigo de Sigüenza y chantre de Coria, ordenó la construcción de una capilla que sirviese para enterramiento de su familia. En el interior de la capilla se hallan las lápidas de los padres del chantre, realizadas en mármol y grabadas con los escudos de los Coca. También encontramos el sepulcro del chantre, esculpido en alabastro. La urna descansa en dos leones y sobre ella se halla la estatua yacente del chantre con un paje reclinado a sus pies. Los historiadores del arte, han vinculado este sepulcro con el del Doncel de Sigüenza, de la misma época, obra de Sebastián de Toledo.

Restauraciones

Entre el 2010 y 2011 se realizó la limpieza y consolidación de los paramentos exteriores, con eliminación de moho y vegetación, retirada de morteros inadecuados, reposición de mampuestos, aplicación de nuevos rejuntados, y tratamiento y consolidación de grietas. Asimismo, se llevó a cabo la reintegración volumétrica de las partes desaparecidas de obra de cantería en cornisas, basamentos, capiteles, ventanas, puertas y rosetones deteriorados, tanto al interior como al exterior del edificio. También se repasaron las cubiertas de teja exteriores, y se acometieron trabajos de refuerzo de los pináculos, y reposición de vidrieras. Por último, se realizaron labores de tratamiento de la rejería de las capillas, algunos retoques de restauración de la policromía de los retablos, y la revisión de las instalaciones de iluminación interior y exterior. Obras dirigidas por los arquitectos Eusebio García Coronado y José Luis Alía Miranda, del Estudio Alía-Coronado de Ciudad Real, y ejecutadas por la empresa Arte Vecchio.

En el 2015 la Diócesis de Ciudad Real realizó obras de arreglo integral de la cubierta de la parroquia de San Pedro para evitar goteras y nuevas humedades que con las lluvias de los últimos meses se descubrieron en el tejado de la iglesia.

Curiosidades

En 1755 se produce un terremoto en Lisboa y que repercute en toda la península. Este terremoto derruirá el techo de la iglesia de San Pedro y producirá un ligero incitamiento de una de sus columnas interiores, que en la actualidad se puede observar. La fachada del lado norte se encuentra reforzada por gruesos contrafuertes que fueron revestidos, probablemente tras el terremoto para evitar su ruina.

La iglesia de San Pedro contaba con un órgano construido en 1762 por Lorenzo Fernández Dávila, organista mayor del Rey.

Durante la Guerra Civil Española una milicia anarquista del Batallón Torres de Valdepeñas, llevó a cabo varias acciones anticlericales como la destrucción de parte del patrimonio artístico del templo, como imágenes religiosas, partes del coro, de la silleria y del altar y el retablo de alabastro de la Virgen de Loreto de la Capilla de Alonso de Coca. Esta milicia uso el templo como garaje de tanques y la torre fue armada con metralletas, al ser uno de los puntos más altos de la ciudad en aquel momento.

Desde 1948 hasta 1989, la parroquia fue regentada por los Padres Claretianos.

La parroquia fue nombrada Monumento Nacional desde 1974.